PATROCINAT: Cuentos Infantiles transformados en Audiocuentos

Los cuentos infantiles son una de las herramientas más efectivas y entretenidas de transmitir conocimiento y diversión a los niños y niñas. Tanto si ya saben leer como si no, los audiocuentos son una manera diferente de trasladarles las historias, ya que la entonación y la música son elementos que maximizan el potencial de los relatos.

Quizá en los tiempos que corren la sociedad no le da la suficiente importancia a los cuentos. Ante la infinidad de estímulos e inputs que recibe un niño, muchas veces se opta por los dibujos animados o los juegos y videojuegos para mantenerlo entretenido. Esa opción “fácil” puede ser muy útil y provechosa en un momento dado, pero se corre el riesgo de que el niño termine aburrido y atontado. Los cuentos infantiles, sin embargo, permiten estimular su imaginación y que se desarrolle en numerosos aspectos. Por ejemplo, será consciente de que hay un todo un universo paralelo, el de la imaginación, en el que puede moverse con comodidad ideando personajes ficticios que le ayuden a potenciar sus emociones y refugiar sus miedos.

Los cuentos populares fueron durante mucho tiempo la única manera de transmitir información, especialmente debido a los altos niveles de analfabetismo. Incluso antes de que se comenzaran a publicar libros, las historias pasaban de generación a generación al relatarse de manera oral de padres a hijos, de abuelos a nietos. Esa relación que se genera entre ambas partes, la del pequeño que escucha atentamente y la del mayor esmerándose en contar la historia a la perfección, crea y fortalece los vínculos familiares, de modo que es una excelente manera de comunicarse con los seres más queridos.

Beneficios de los audiocuentos infantiles

Para los niños es esencial estimular todas las vías de adquisición y desarrollo del lenguaje, así que también es un complemento ideal para todo lo que aprenden en la guardería o escuela. El hecho de interactuar con otras personas supone un modo más divertido de adquirir nuevos conocimientos, ya que no se ve como algo aburrido o impuesto, sino un medio de diversión diferente. Además, presentarlos en forma de audio hace de los cuentos un material más adaptado a los tiempos que corren ya que se pueden llevar en cualquier dispositivo móvil, así que cualquier momento es bueno para recurrir a ellos. También es cierto que al tener un narrador que cuenta la historia, el responsable del niño puede dedicar ese tiempo, si lo prefiere, a realizar otras labores.

Obviamente, los audiocuentos no están ideados para hacer desaparecer los cuentos en papel. Leer y ver los dibujos es importante para los niños, pero un audiocuento es un buen instrumento para hacer llegar aquellas historias que permiten ser un vehículo de sabiduría y conocimientos para el receptor, al tiempo que es un entretenimiento en sí mismo. También se pueden utilizar a la hora de ir a la cama para que el sueño sea más relajado y placentero.