El turismo apuesta por Barcelona

El mercado inmobiliario del lujo está en continuo movimiento. Es cierto que la crisis desencadenó un bache de gran importancia, sin embargo el sector del lujo no se ha visto perjudicado, es más en estos últimos años hemos podido apreciar un ligero aumento en la demanda de adquisición de viviendas, principalmente en la ciudad condal.

Encontrar una vivienda perfecta es sencillo siempre y cuando se contraten los servicios a una inmobiliaria lujo Barcelona. En esta ciudad se concentra gente con alto nivel adquisitivo, lo que supone que las distintas empresas deben ofrecer unas viviendas que se ajusten a los requisitos más exclusivos.

El lujo es la aspiración de cualquier hombre o mujer. Poder adquirir una vivienda que se ajuste a tus caprichos y a tus necesidades tan solo pueden hacerlo unos cuantos privilegiados. En la costa catalana se concentra un mayor número de adinerados (rusos, árabes, chinos…) gracias a las condiciones climáticas y gastronómicas y al gran peso que posee Barcelona como referente mundial en calidad de vida.

Barcelona es una ciudad de moda, a la última con las tendencias y las nuevas tecnologías. Distintos inversores y economistas aplauden esta ciudad mediterránea tan ejemplar mundialmente hablando. Son varias las zonas codiciadas por los clientes inmobiliarios. Barcelona ofrece una extensa gama de posibilidades en cuanto a ubicación y en cuanto a viviendas.

El creciente turismo es clave en cuanto al incremento de demanda. El turismo, referido a aquel que se encuadra en el elevado nivel adquisitivo, es bastante notable en estos últimos años.

El mercado del lujo, pese al gran azote de la crisis, está aún presente. Pese a la gran pobreza también debemos destacar el incremento de riqueza y ello se demuestra en la gran oferta y demanda de todo tipo de promociones de lujo.

La estimulación del sector inmobiliario se ha visto acrecentado por la calidad y la innovación del sector, ofreciendo viviendas de gran calidad basadas en los caprichos y las necesidades de los compradores así como la aplicación de las nuevas tecnologías en esos hogares.

La inmobiliaria de lujo es un negocio en alza, principalmente en la ciudad condal. Barcelona es el eje de concentración de negocios, ocio, cultura e historia. Además, los rasgos climáticos tan favorecedores son uno de los ingredientes básicos que atraen a los distintos inversores del lujo.

Barcelona es una ciudad emergente, en crecimiento, que ofrece grandes atractivos. Los alicientes de la ciudad mediterránea constituyen la herramienta perfecta para optar por la ciudad condal como lugar en el que vivir.

Además, las facilidades que ofrece el gobierno a compradores extranjeros –permisos de residencia a aquellos que compren una vivienda en España– son incentivos que hacen apostar más por las viviendas del territorio español.

Barcelona está en el primer puesto en cuanto a destino español para vivir. Los grandes iconos de la ciudad, el modelo de vida y la calidad que ofrece son los atractivos más anhelados por el mercado del lujo. Barcelona es, por tanto, un modelo mundial de lujo, calidad y bienestar.