Cómo mejoran la estética unas carillas dentales lumineers

Para las personas que no tengan muy claro a qué se hace referencia cuando se habla de las carillas dentales lumineers precio, en pocas palabras se puede mencionar que son un tipo de carillas dentales hechas de porcelana, las cuales se caracterizan por ser muy resistentes y finas, con la ventaja de no requerir de un tallado dental. Dentro del sector de la estética dental conservadora se puede decir que es una técnica novedosa y que se ha ido convirtiendo en una de las más populares. Además, por esas condiciones ya mencionadas, la mayor parte de los especialistas en estética en la han adoptado.

Ventajas estéticas de las carillas dentales lumineers

Para comprender de mejor modo porque vale la pena darle una oportunidad a las carillas dentales lumineers, vale la pena indicar que es un sistema que se lleva a cabo en laboratorios ubicados en California y Suiza. En relación con el sistema, radica en la aplicación de unas láminas que son muy finas para proporcionar una estética inmejorable, con la que la tonalidad que los dientes se aclara.

Por otro lado, se destaca que es un sistema indoloro y pese a que no es necesario realizar un tallado de los dientes naturales, en gran parte de los casos si se precisa de realizar un recontorneado del esmalte. Entre las ventajas que este sistema le ofrece a las personas al no requerir de un tallado de los dientes, es que es un sistema que puede ser totalmente reversible, motivo por el que se puede quitar en el momento en que la persona lo desee.

¿Por qué elegir carillas dentales?

En principio, se destaca que en cuanto corresponde a lo estético, las carillas dentales lumineers van a ocasionar que los dientes sean mucho más claros en su tonalidad, una de las pretensiones que la mayor parte de la población presenta. Por otro lado, es un tratamiento que puede ser ejecutado en muy pocas visitas, pues en la primera se informa al paciente sobre el procedimiento, en una segunda visita los moldes son realizados de acuerdo con la boca del paciente y así mismo se selecciona un color para las carillas lumineers. Finalmente, en la última visita se colocan las carillas.

En términos de estética, también se anota que por ser muy finas, su grosor alcanza tan sólo los 0’3 mm, una de las razones por las que no se precisa del tallado de los dientes y por la que tampoco se crea o genera una sensación en la que los dientes se ven demasiado grandes. Este tipo de carillas se pueden diferenciar de las convencionales, porque estas últimas tienen un grosor de entre 0’8 a 1’5 mm, además de requerir de un tallado dental.